lunes, marzo 31, 2008

Paradojas de las oposiciones de enseñanza

¿Conocen a alguno de esos profesores que lleva 20 años opositando, 20 años suspendiendo las oposiciones, y sin embargo no ha dejado de dar clase en la escuela pública?
Son los llamados profesores interinos, profesores que desempeñan su labor pero sin tener su plaza fija de funcionario. Hay una buena cantidad de ellos en los institutos y colegios de Castilla-La Mancha.
Aunque no aprueban las oposiciones, como, por algún oscuro motivo, hay una considerable cantidad de plazas de profesores sin cubrir, la administración educativa ordena a los aspirantes que no han aprobado las oposiciones en bolsas, y los va llamando para cubrir esas plazas. En esas bolsas la experiencia otorga una mejor posición, por lo que los aspirantes que llevan tiempo dando clase son escogidos todos los años para cubrir las plazas, y por ello no dejan de trabajar en las aulas, pese a no superar jamás el proceso selectivo.
Lo que a mí me llama la atención de todo esto es un detalle, aparentemente inexplicable: tenemos una considerable cantidad de profesores en nuestros institutos que llevan 5, 10, 15 ó 20 años educando a los chavales, y que, cuando se presentan a las oposiciones, las suspenden.
¿No es algo, cuanto menos, extraño?

Los procesos selectivos deben servir, en teoría, para seleccionar a los candidatos con mayor mérito y capacidad (art. 103.3 de la Constitución Española). Un educador, por lógica, va ganando mérito y capacidad con la experiencia. Si esos profesores interinos son mínimamente aptos para el trabajo que realizan, con un poco de experiencia deberían aprobar fácilmente las oposiciones.
Sin embargo, no las aprueban.

Otro detalle curioso: en algunos tribunales de oposiciones, toca actuar de jueces a profesores con únicamente dos años de docencia, ya que obtuvieron su plaza en la anterior oposición (en Castilla-La Mancha son cada dos años), sin tener experiencia previa. Ya es difícil de entender que esos profesores juzguen a candidatos con mucha más experiencia educativa que ellos, pero... ¡encima les suspenden! Un profesor con dos años de experiencia... ¡suspendiendo a uno que lleva 20 años dando clase!
¿Tiene eso sentido?

Más paradojas: si las oposiciones juzgan adecuadamente el mérito y capacidad de los candidatos a profesores, entonces esos candidatos que suspenden, oposición tras oposición, y que llevan varios intentos fallidos a sus espaldas... ¡deben ser unos auténticos incompetentes! Y si esto es así... ¿cómo es que la administración educativa les sigue llamando para dar clase, todos los años? ¿Es que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha está permitiendo deliberadamente que unos reconocidos ineptos se ocupen de la educación de nuestros hijos?

En fin, todas estas paradojas tienen su explicación. En realidad es muy sencilla. Las oposiciones deberían servir para seleccionar a los candidatos de mayor mérito y capacidad para el trabajo que van a realizar. Pero no cumplen con esa función. Las oposiciones son un filtro, pero no hacen una selección por mérito y capacidad para la docencia, sino por otros factores, que ahora no vienen al caso.
Y así, en nuestro sistema educativo hay buenos docentes, pero también los hay malos, muy malos, con su oposición aprobada y su plaza fija. El mérito y capacidad que han demostrado ha sido para pasar una prueba concreta, prueba que no mide, en absoluto, el mérito y capacidad necesarios para ser un buen docente.

Después de muchos años de este despropósito, las autoridades educativas de la Junta, por fin, han decidido actuar. La solución que han encontrado no es algo novedoso en el acceso a la función pública: ponérselo fácil a los profesores interinos en las oposiciones. Dar puntos por antigüedad, incluso hacerles pruebas diferentes, para que aprueben, sí o sí, una buena cantidad de ellos. Lo hicieron el año pasado en las oposiciones de primaria y parece que lo van a hacer este año en las de secundaria y formación profesional.
Pero, claro, así no se soluciona gran cosa. Habrá buenos profesores interinos que van a obtener, al fin, su plaza fija, pero... también la obtendrán los malos, ya que el “bonus” se les otorga por ser interinos, no por su buen hacer como educadores.
Por lo demás, las oposiciones, en lo esencial, no han cambiado, por lo que seguirán sin servir para seleccionar a los mejores.

Y lo del mérito y capacidad... pues lo dejamos para los fineses, ¿no?, que para eso salen los primeros en el informe PISA.

Termino con una última curiosidad: ¿sabían que, en Castilla-La Mancha, en algunas especialidades, por falta de aspirantes en las bolsas, se llama para dar clase a opositores con una calificación de cero (mondo y lirondo) en los exámenes del proceso selectivo?

10 comentarios:

Casanueva dijo...

Parte de ese misterio puedo aclararlo; en las penúltimas oposiciones a las que me presenté, el encargado de presentarnos las preguntas no se olvidó de decir que el primer examen era el obligatorio de hacer (no de aprobar) para seguir optando a la plaza de interino, y que el segundo ya ni era necesario que se presentaran. A los cinco minutos de empezar la prueba un buen número de individuos se levantaron y se fueron, así... y yo me pregunté... ¿serán los interinos?

Ocol dijo...

En las últimas oposiciones me hicieron acudir a Albacete a realizar los dos primeros exámenes, dos días distintos. Era necesario presentarse y entregar los dos (aunque fueran fóleos en blanco) para quedar en bolsa.
Un absurdo total, vamos.
Y sí, del examen de los temas me salí a los 30 segundos. Lo que tardé en meter el fóleo en el sobre.
Pero yo no soy interino, todavía no me he animado...

La mayoría de los interinos sí estudian (lo que pueden), y no se salen a los 5 minutos de los exámenes, los terminan, pero a pesar de eso un porcentaje muy importante de ellos no aprueba.
Uno de los motivos que explican el fenómeno es que no es lo mismo estudiar la oposición recién terminada la carrera, con el ritmo de estudio que todavía no se ha perdido y con dedicación plena, que hacerlo mientras trabajas, con el ritmo de estudio perdido, con hijos... por eso los interinos cada vez lo tienen más difícil, y si no se les echa una mano muchos no son capaces de superar la oposición.

En cualquier caso el poder explicar el fenómeno de esta manera no cambia el hecho de que, un proceso selectivo en el que suspenden los profesionales con experiencia (algunos buenos docentes), es un proceso selectivo que no evalúa el mérito y capacidad para educar.

Si te dijera que soy de dijo...

Lo has clavado. Yo tengo varios amigos y amigas que se encuentran en la situación que explicas en tu entrada y sucede así. A veces pienso que sacan las oposiciones para recaudar dinero de las tasas, algo así como un tipo de estafa como lo de fórum y afinsa, pero no sólo con éstas sino con todas... Vaya tela, si no, ¿qué otra explicación se encuentra?, por eso no terminan los tramos de autovías que tienen empezados... porque tienen que recaudar más tasas aún... es que no encuentro otra explicación...
Saludos Ocol.

Magdalena en llamas dijo...

Hola, soy una chica de Badajoz y me hubiera gustado votar a Ciudadanos en Blanco este año, pero no pude porque en mi provincia no hay representación de este partido. He pensado que podría militar en él para presentarme, pero no sé con quién contactar, porque la página web no se encuentra disponible. ¿Podría darme alguna información de contacto?

Marisa dijo...

El sistema de selección de docentes no es adecuado, la prueba la tengo cada día por lo pésimos profesionales q son much@s de mis compañer@s con plaza definitiva e interin@s.
Además q con este favoritismo hacia los interinos se está convirtiendo en una selección de lo más injusta, por mucha experiencia q tengan. Pero q ahí tenemos a pesar de las nuevas tecnologías a los q no han metido cabeza incapaces de unirse entre ellos y denunciar tal injusticia, sólo los oyes quejarse por los rincones sin tomar medidas al respecto. Tela!!! Q estamos en el 2008 y existe internet en cualquier recoveco, unirse, hacer piña,leches!!! Q os dejáis manipular!!!
Ni q decir tiene, lo q opino del engaño manifiesto q es cursar la carrera de Magisterio. Si tuviera q volver a sentarme 3 años en aquella silla, dudo q pudiera quedarme calladita viendo como una serie de ineptos, inexpertos en enseñanza "cumplen el expediente" impartiendo esas clases tan sumamente nefastas y q no enseñaban nada, ni guiarte en cómo buscarse uno la vida para ser un buen maestro o profesor.
Esto está mal desde la base, señores!!! Q quizá la ley sea la menos culpable de la falta de calidad de enseñanza en España.
Culpo más a la falta de preparación q ofrece la Escuela de Magisterio, a la falta de capacidad de autoanálisis en mi gremio, al complejo de malos padres q hay en boga, a la pseudopedagogía y a quien la imparte (mejor ni hablar de los licenciados en pedagogía q igual no han visto un niño en su vida y encima te guían en cómo enseñarles)y a q lo único q sabemos es echarnos las culpas los unos a los otros para lavarnos las manos y conciencias.
Señores no sabemos educar ni padres, ni profesionales de la enseñanza, ni tenemos quién nos muestre cómo se hace ya q nosotros por si solos somos incapaces de hacerlo!!! (A ver si te crees q se escapan los del CEP, Centro de Profesores, un desastre!!!)
Lo peor? Q me temo q hasta q me jubile este será el panorama q me tocará vivir.

Ocol dijo...

Magdalena,
en Badajoz se pudo presentar una lista, pero sólo al Congreso, para el Senado no había gente suficiente, nos hubiera venido bien una persona más...
No conozco a los que presentaron la candidatura de allí, pero preguntaré. En cuanto sepa algo lo pongo en este tema.
También puedes enviarme un mail a ocol@ono.com, si quieres, para no estar pendiente del blog.

Ocol dijo...

Marisa, me parece estar leyendo mis propios pensamientos, je, je.
Cuando el desaguisado es tan tremendo está claro que el problema está no sólo en los docentes o el sistema educativo, sino en la sociedad. Ahora mismo los españolitos no dan para más.
Y como cambiar la sociedad es prácticamente imposible, este panorama es el que nos va a tocar vivir, desgraciadamente, hasta que nos jubilemos y hasta que nos muramos, y es el que le vamos a dejar de herencia a nuestros hijos.

En fin, pese a todo, algunos, a través de iniciativas tipo Ciudadanos en blanco, todavía intentamos remar contra corriente, con escaso éxito pero con ilusión...

Ocol dijo...

Magdalena, con bastante suerte he localizado los contactos de Ciudadanos en blanco para estas elecciones 2008.

El contacto de Badajoz es Jesús, que imagino que seguirá disponible.
Si no es así puedes contactar con Fedro que hace más o menos funciones de enlace para todos.
Y si no te contestan dímelo y les doy un tirón de orejas, je, je.

Un saludo,

Anónimo dijo...

Como de puntos va la cosa, os recuerdo uno que parece haberseos olvidado: La compraventa de cursitos de poca monta a través de internet. ¿Es serio que pagando 100 euros te regalen 0,5 puntos en la oposición? ¿Por qué los sindicatos no se mueven para luchar contra estas injusticias? ¡Ah! porque es que ¡SON LOS PROPIOS SINDICATOS LOS QUE TE VENDEN LOS CURSOS! En el caso de Canarias, se intentó luchar contra este sistema tan injusto, se hizo un decreto que acababa con ciertos privilegios de los interinos, pero... adivinad quién se movió para que el decreto fuera marcha atrás y que "Santa Rita, Rita, nos quedemos como estamos"? Pues sí, justamente, los sindicatos... Porque se les acababa el chollo. Y es que, como ya ha dicho alguien por aquí, el problema está en la sociedad entera. Para empezar, todos nos quejamos del sistema, pero nadie mueve ni un dedo... Y no será porque no somos capaces de juntarnos, porque para el fútbol y las chorradas sí que estamos dispuestos. Así van las cosas. Tenemos los que nos merecemos: Pan y fútbol. Aunque bueno, el pan está empezando a escasear en algunas mesas... Bueno, siempre nos quedará el fútbol.

Ocol dijo...

No me he olvidado de los cursos basura de los sindicatos, sino que me pareció que era importante resaltar un único detalle pero que basta para explicar el descalabro educativo de algunas comunidades autónomas.
En cualquier caso lo de los cursos basura es especialmente sangrante, tanto más cuando se habla y se habla de la falta de formación del profesorado, y ante eso lo que ofrece el Sistema (del cual forman parte también los Sindicatos grandes, los que se benefician de los cursos, UGT, CCOO y CSI-CSIF aquí en Castilla-La Mancha) son cursos de nula utilidad en el aula, que sirven al docente para comprar puntos en los procesos selectivos, y a los mandamases políticos para pagar la sumisión de los sindicatos.
Está todo atado y bien atado, y la gente, padres incluidos, en babia. Eso sí, celebrando el mundial, que en eso también ganamos, al igual que en fracaso escolar. ¿Tendrán relación las dos cosas?