sábado, marzo 08, 2008

Y ahora, tengamos paz

Hemos asistido a un periodo electoral (de cuatro años) agrio y hostil, donde no han faltado descalificaciones, acusaciones, insultos... con algunos candidatos y partidos presentados, por sus rivales y por los medios, como paradigmas de maldad y de incompetencia... en fin, ya saben. Y esta campaña ha calado en los ciudadanos. Muchos han radicalizado sus posturas, sus opiniones, absorbiendo la “mala leche” emanada por los medios de comunicación.
Este artículo está escrito el día anterior a las elecciones, por lo que no sé cual va a ser el partido ganador. Pero sea cual fuere, una buena parte de los ciudadanos que hayan votado al perdedor o perdedores va a estar muy cabreada, hasta rabiosa, por el resultado, no tanto por la derrota de sus candidatos, sino por la victoria de los otros.
Y es que no se puede aceptar con facilidad un resultado que, durante días, meses y años, los medios han presentado como catastrófico para el ciudadano y para España.
Pues bien, a ese sector de la población, a esos votantes del PP, del PSOE, o de los otros partidos, que “han perdido” estas elecciones, les digo lo siguiente:
Hay que olvidarlo y pasar página.

Todos los ciudadanos que han acudido a estas elecciones y han votado a un partido lo han hecho porque han aceptado libremente utilizar nuestro sistema electoral para elegir a los gobernantes de la nación. Han elegido al partido que han querido. Unos han ganado, otros no. Es parte del juego electoral. Y en los juegos, hay que saber ganar y saber perder.
Igual que hubieran querido que los adversarios aceptaran el resultado contrario en estas elecciones, los perdedores deben aceptar a su vez la derrota. Ahora toca respetar al resto de los ciudadanos. El partido o partidos que gobiernen lo harán porque han ganado en un juego en el que todos los votantes, los del PP, los del PSOE, y los de los otros partidos, habían aceptado las reglas.
Y, dentro de cuatro años, se podrá jugar de nuevo. Pero hasta entonces, haya paz.

No quiero decir con esto que haya que dejar de criticar lo que el gobierno que salga de estas elecciones haga mal, ni que haya que dejar de actuar contra lo que consideremos injusto, pero todo ello debe hacerse desde el respeto a la elección de una parte de la ciudadanía, mayoritaria, que ha ganado en buena lid el derecho a que gobierne su partido.
Por tanto, votantes del PP, PSOE y resto de los partidos, tengamos paz.

Aunque hay que añadir algo más.
Habrán apreciado que me estoy dejando olvidado a un sector de la población: los que estas elecciones, se hayan abstenido o votado blanco, nulo, o a Ciudadanos en blanco, por no tener a quién votar. Ese sector de la ciudadanía que no ha podido participar en el “juego”. Los excluidos.
Dicen que lo importante es participar. Pues en este caso, con mayor motivo, porque este juego es mucho más serio que cualquier otro. Estamos hablando de la democracia, que para ser digna de ese nombre tiene que alcanzar a todos los ciudadanos. Y, ahora mismo, a muchos no nos alcanza.

Por ello, a los partidos ganadores les toca la tarea de encontrar la forma de que en este juego participemos todos. A través, entre otros medios, de reformas en la Ley Electoral y en la Constitución misma, o de la implantación progresiva de la democracia participativa (referéndums vinculantes, presupuesto participativo, etc.), deben ir suprimiendo las barreras que impiden el acceso a la democracia a un importante sector de la ciudadanía.
Si los partidos no cumplen con esa misión, la cual son reticentes de llevar a cabo, dado que les restaría una parte de ese poder absoluto del que ahora disfrutan, sus votantes deben exigirles que lo hagan. De otra forma, se estaría apoyando, con la inacción, el “apartheid” ideológico al que se viene sometiendo a muchos ciudadanos españoles estos últimos 30 años, a los que no se está permitiendo participar, en igual medida que sus compatriotas, en el gobierno de la nación.

Hagamos posible que haya democracia para todos. Y que tengamos paz, la paz social que otorgaría una democracia plena.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pasado el momento electoral, espero con gran interés el análisis de los resultados y de las actitudes de futuro.
Creo sinceramenteo que todos los ciudadanos en blanco deberíamos reflexionar sobre nuestra actitud. Un cordial saludo y ánimo.

Anónimo dijo...

Evidentemente la reflexion siempre es necesaria, aunque personalmente no me parece prioritario el hacerlo en base a unos resultados electorales que no me dicen nada nuevo.

Tampoco los resultados de estas elecciones me estan exigiendo un replanteamiento de mi actitud abstencionista una vez mas, por no tener a quien votar en mi provincia,dado que los motivos y razones por las que me abstengo,en mi concepto coherentemente. siguen siendo las mismas.

Otro tema distinto y de acuerdo con tu comentario, es el que siga viendo necesario seguir profundizando y reflexionando respecto al contenido y forma de como transmitir mejor y mas claro a la ciudadania el proyecto que hoy estamos defendiendo por ejemplo desde CenB, proyecto con el que por lo menos hasta hoy, me encuentro identificado y que por supuesto no me hace cuestionarlo el resultado obtenido.

Un saludo-txuri

Anónimo dijo...

Gracias, txuri, por tu comprensión. Expresaste mucho mejor que yo mismo lo que quería decir. Totalmente de acuerdo contigo, efectivamente los resultados no vienen al caso ni dicen nada nuevo.
Respecto de las reflexiones pendientes en contenidos y formas de transmisión, es estimulante al respecto ver los foros de www.ciudadanosenblanco.com
Un saludo muy cordial.- libreoyente

Si te dijera que soy de dijo...

Eso es, paz, es agradable leer esta entrada. Saludos ¿culipardo?

Ocol dijo...

Culipardo, sí. Un saludo,