domingo, enero 27, 2008

Promesas electorales

En un lugar recóndito de la Constitución Española, hay una misteriosa frase, referida a nuestros diputados y senadores, que reza así: “Los miembros de las Cortes Generales no estarán ligados por mandato imperativo”. (Art. 67.2).
A un mortal común que se tope con este punto de la Constitución, lo primero que se le puede venir a la mente es: ¿qué demonios es eso del mandato imperativo? Dejando que la Real Academia de la Lengua Española acuda en nuestra ayuda, averiguamos que mandato imperativo es aquel en el que los electores fijan el sentido en el que los elegidos han de emitir su voto. Es decir, un mandato imperativo es una orden dada por los ciudadanos a sus representantes, siendo la misión de estos últimos la de ejecutar la voluntad de sus representados.
Pero, se preguntarán... ¿qué tiene que ver esto del mandato imperativo con las promesas electorales?
Pues todo.

La Constitución Española veta el mandato imperativo. La Constitución, nuestra Constitución, permite que en las distintas tomas de decisiones que se llevan a cabo en las Cortes, los diputados y senadores emitan su voto en el sentido que les plazca, independientemente de las promesas que los políticos pudieran haber hecho a los ciudadanos en sus suntuosas campañas electorales, independientemente de los compromisos adquiridos con los electores en sus programas electorales. Los diputados y senadores, una vez tomada posesión de su escaño, ya no tienen que cumplir sus promesas. No se les puede obligar a ello, porque eso sería admitir un mandato imperativo de sus votantes, y el mandato imperativo está vetado.
Y las consecuencias no acaban ahí. Gracias a este veto, en las campañas electorales, los políticos prometen, prometen y prometen, sin preocuparse de si van a poder cumplir, si ganan, sus promesas. O sin intención alguna de cumplirlas. Y los ciudadanos se encuentran totalmente indefensos ante esta situación. No tienen garantía alguna de que los políticos vayan a ejecutar los compromisos por los que les han votado. Al anular el mandato imperativo, desaparece el valor de las promesas electorales. Los programas electorales se convierten en papel mojado.
Y por último, al vetar el mandato imperativo, los políticos se protegen de cualquier intento de los ciudadanos de oponerse a sus decisiones o de controlarles. Los políticos, una vez aposentados en sus sillones, pueden hacer lo que les venga en gana. Durante (casi) cuatro largos años.

Es una extraña regla para una democracia, esta de que los ciudadanos no puedan ordenar nada a sus representantes. ¿Acaso democracia no es gobierno del pueblo? ¿Acaso el gobernante (el pueblo) no puede dar órdenes a sus subordinados (los políticos) para que cumplan su voluntad? ¿Acaso los programas y promesas electorales no están hechos para ser cumplidos?
Al parecer, no.

Sin embargo, para los que creemos que la democracia es algo más que echar un papel en una caja cada cuatro años, para los que pensamos que es el pueblo el que debe gobernar, y no los partidos, existe una alternativa para intentar corregir esta situación. A pesar de la Constitución, es posible que los españoles podamos dar órdenes a los políticos. Es posible que podamos lograr que hagan nuestra voluntad.
¿Cómo? Muy fácil. Al partido que ha incumplido una promesa electoral, no se le vuelve a votar. Al partido que haga algo con lo que no estamos de acuerdo, fuera de su programa electoral, sin pasar por un referéndum vinculante, lo mismo. No volver a votarlos. Nunca más.
Si un número suficiente de ciudadanos actuara así, los partidos se aplicarían el cuento, y se cuidarían muy mucho de prometer lo que no pudieran, o no pensasen, cumplir. Las promesas y programas electorales serían, en la práctica, mandatos imperativos, que es lo que deberían ser.


Y así, el pueblo español podría llegar, algún día, a gobernar.

17 comentarios:

Lino dijo...

Impresionante

En la última frase, se me han puesto los pelos de punta.

enhorabuena y saludos

txuri dijo...

Muy bueno "ocol", has tocado un tema realmente importante y que sin duda, para todos aquellos que queramos o quieran utilizar eso que llevamos encima de los hombros que se llama cabeza y queramos utilizarla, nos va ayudar a reflexionar seriamente, respecto a lo que "algunos" llaman democracia y que tal y como tu lo planteas, de una forma clara y sencilla, demuestras que no lo es.

Una excelente aportacion, que sin duda nos va a permitir seguir profundizando en esa critica constructiva respecto al actual sistema politico, sustentatdo por una "partitocracia" que sistematicamente se "olvida" del pueblo al que dicen servir, y que se niega a abrir los cauces y las vias necesariasm que nos permita a los ciudadanos participar de forma activa y responsable, tanto en la busqueuda e las soluciones mas correctas a los problemas y conflictos que hoy tenemos, asi como en la elaboracion de proyectos que nos permitan alcanzar una mayor calidad de vida para todos.

Un saludo y mi felicitacion por este articulo tan pedagogico.

Juan Marticorena dijo...

Es un análisis interesante aunque algo limitado porque sólo aborda una fracción del problema. Pero no puedo estar de acuerdo con la conclusión: "existe una alternativa para intentar corregir esta situación". Como se dice "intentar", pues por intentar que no quede. El error está en la solitaria "una". Hay más.
Por otra parte, la alternativa me recuerda a la vieja burla: "Para que se fastidie el capitán, no como el rancho". Cierto que esto le sirvió a Gandhi, pero el alcance de la solidaridad activa nunca es muy amplio (y hablo por propia experiencia).
Otra alternativa es "colarse por las rendijas" de lo imprevisto por los que elaboran las normas creyéndose los controladores de todas las puertas traseras. Esto es lo que hace la Asamblea de Votación Electrónica, tan reciente como este año pero que ya ha conseguido presentar sus primeras candidaturas al Congreso y al Senado por la provincia de A Coruña.

Ocol dijo...

Sí, lógicamente este texto está limitado a una única faceta "del problema", el análisis completo está en el conjunto de los mensajes del blog, y aún no está terminado.
Y la verdad es que alternativas, puede haber más de una, claro. Simplemente ofrecía una sencilla y fácilmente comprensible para todos. Además, cuando digo no votar, eso va acompañado de un voto en otro sentido, que dejo abierto a la voluntad de cada uno. Por ejemplo, puede ser el voto a una opción tipo AVE. O tipo Ciudadanos en blanco.
Y es cierto que la sociedad española no está capacitada hoy en día para liberarse del bipartidismo-nacionalismo. Así como tampoco lo está para alternativas tipo AVE, que por cierto está muy bien pero tiene el mismo problema que el resto de los partidos minoritarios, además de tener el handicap añadido de la necesidad del uso de nuevas tecnologías.
Como puede leerse en el resto del blog, mi propuesta realmente se inicia con la obtención del voto en blanco computable, que es lo que intentamos con Ciudadanos en blanco. También nosotros nos "colamos por las rendijas". Ese voto en blanco computable podría servir a los ciudadanos para cambiar lo suficiente las reglas del juego como para que alternativas como AVE tuvieran posibilidades reales.
Es decir, que considero que la alternativa AVE podría ser un segundo o tercer paso en el camino de reformar nuestro actual sistema y obtener una democracia.
Pero no creo que sea un primer paso, ese "camino directo" está hoy obstruido, me temo.
Pero en cualquier caso seguiré de cerca la evolución de AVE. Tal vez en un futuro la mejor opción para los escaños vacíos de Ciudadanos en blanco pudiera ser algo como lo que proponéis. Tal vez.
De hecho creo que en Coruña Ciudadanos en blanco no ha podido presentar candidatura, así que AVE me parece una alternativa genial para los coruñeses.
A ver qué tal es recibida por la ciudadanía.
¡Mucha suerte!

Alonsorgaz dijo...

¿qué opinas del partido de la ciudadanía? El voto blanco computable está en su programa,y es el partido que más se acerca a la democracia directa de los que tienen algo de repercusión.

Sí que es verdad que tiene posicionamiento político y que no se les caen los anillos por autodenominarse "partido" político. Aunque yo estoy en contra de los partidismos... creo que decir que CenB es un "no partido" se ve desde fuera con poca seriedad de alternativa real de voto.

Aún así, a la gente que dice que va a votar en blanco, yo les digo que pa eso que voten CenB.

"Ciudadanos" apuestan por acercar la política a los ciudadanos (¡toma redundancia!)... y tanto que nos cagamos el la ley d'hont, yo el primero, es una pena que los inconformistas no lleguemos a acuerdos de mínimos y no giremos todos en torno a un mismo partido cuando queremos todos lo mismo: la regeneración del sistema político actual. ¿Me equivoco?

Si los inconformistas entráramos en el Partido de la ciudadanía, que toma sus decisiones de manera totalmente democrática y transparente... quizá podasmos hacer algo más que dar dar voces.

Ánimo!! y ójala que CenB consiga un escaño (aunque para qué nos vamos a engañar... maldito y tirano es d'hont... jaja, como digo en el video: http://es.youtube.com/watch?v=6-iW8jAQNJc)

un saludo!!1

Ocol dijo...

Bueno, como partidario de la democracia directa un partido nunca podrá ser mi primera opción (salvo que fuera un partido cuyo objetivo fuera una reforma de la Constitución que incluyera la participación directa para los ciudadanos que así lo desearan). No sé si ese es el caso de Ciutadans, pero creo que no. Y aunque lo fuera tendría el mismo problema que el resto de los partidos minoritarios: o se integra en “el Sistema” o no se come una rosca.
No es sólo D´Hont o las circunscripciones, que son las primeras armas de “destrucción masiva” de partidos del Régimen actual. También está el control absoluto de los medios de comunicación. Ciutadans nunca va a recibir la atención mediática necesaria como para adquirir peso suficiente, a menos que se una al Régimen, en cuyo caso ya no serviría. Y si no se une al Régimen, no tiene nada que hacer, luego tampoco sirve.
Ciutadans podría tener un buen programa, pero en ese caso nunca llegará a ejecutarlo, por mucho que podamos confiar en la buena voluntad de sus candidatos. Como mucho conseguirá un número mínimo de diputados que, o bien no pintarán nada, como está pasando en Cataluña, o bien venderán su voto al igual que hacen IU o los nacionalistas siempre que tienen oportunidad. Pero nunca ejecutarán un programa contrario al poder establecido, ningún partido mayoritario pactará con ellos para eso.
Y bueno, la puntilla es lo que tú afirmas: “es una pena que los inconformistas no lleguemos a acuerdos de mínimos y no giremos todos en torno a un mismo partido cuando queremos todos lo mismo: la regeneración del sistema político actual. ¿Me equivoco?
No te equivocas, es una pena que los inconformistas no nos unamos. Está claro que para poder cambiar esto es necesario unir todo el voto disconforme en una única opción.
Pero... ¿nos podríamos unir bajo la bandera de Ciutadans? ¿Ciutadans podría representar ese “acuerdo de mínimos”? Me temo que no.
El único acuerdo de mínimos que podemos suscribir prácticamente todos los inconformistas es el de Ciudadanos en blanco. Porque es tan mínimo que no tiene más puntos que el de convertir nuestro descontento en escaños vacíos.

En fin, podrá parecer poco serio eso del no-partido, pero es lo que hay. O eso o más de lo mismo.

Por cierto que de Ciutadans me ha gustado mucho el vídeo del hospital.

Un saludo.

Alonsorgaz dijo...

No, no, si en eso tienes razón, más acuerdo de mínimos que la pretensión del voto blanco computable, no hay. Es la expresión total del inconformismo, y probablemente si todo el mundo se reuniese en CenB, se conseguiría algo respecto a lo de la ley d'hont.

Reitero mi rechazo al actual sistema en el que sólo entran en juego dos grandes partidos nacionales y unos cuantos nacionalistas, lo cual me parece espantoso.

Pese a los antecedentes, creo, no obstante, que no hay que prejuzgar a los nuevos partidos, ni vaticinar que si participa en el sistema, se corromperá con él. Si existe un partido que te ofrece la posibilidad de que si entras, puedes dar tu opinión y tu voto como uno más, y ese partido consiguiese un escaño... la democracia se acercaría al pueblo. ¿No es acaso eso lo que se busca?
Las ideas utópicas están muy bien, y están para verlas en el horizonte... sin embargo, es necesario UTILIZAR el sistema para acercarlo a los ciudadanos, en lugar de luchar contra él.

De todas formas, creo que el debate está en otro sitio: CenB debe ser la alternativa al voto en blanco y a la abstención. Reitero: a todo al que me diga que va a abstenerse o que va a votar en blanco, yo le recomendaré CenB... y Ciudadanos es la alternativa al bipartidismo, pero es que es a esto a lo que hay que dar alternativa, pues el voto en blanco es consecuencia de esto.

Ciudadanos es un partido muy joven. La poca repercusión que tienen la han conseguido porque han tenido la suerte de conseguir 3 diputados en el Parlament. Nace de una plataforma ciudadana y creo que es estas elecciones son el gran momento para comprobar si puede crecer, o ha sido sólo un espejismo.

Tal vez el ideario de Ciudadanos no sea el más representativo (yo creo que sí, pero es mi opinión), pero da alternativas. CanB aspira a que se logre escuchar el silencio (que bonito ma quedao, jaja), pero no da alternativas.



Sea como fuere, CenB me parece una iniciativa interesante, te felicito por tu blog.

pd.: me sorprende que no haya visto ni una sola pegatina por Madrid, ¿tan poca repercusión tiene CenB?

Ocol dijo...

Ojo, que no digo que Ciudatans se vaya a corromper necesariamente, pero sí que el Sistema le mantendrá anulado si no lo hace. Y no es que lo vaticine, como Nostradamus, sino que es el resultado razonado de analizar unas circunstancias. Son los hechos los que muestran lo que le va a pasar a Ciutadans.
Y desde luego prefiero mil veces que se lleve un escaño (y dos, y tres...) Ciutadans que el PPSOE, con lo que tal vez se ganaría algo de democracia, pero únicamente para unos pocos. No para mí, ni para los votantes en blanco, ni para muchos abstencionistas, ni para los votantes a otros partidos minoritarios que se van a quedar sin escaño... no es suficiente.

Es curioso que menciones lo de que hay que usar el sistema. Hay descontentos que rechazan la idea del voto en blanco computable precisamente porque es usar el sistema. Otros la rechazan porque dicen que no lo usamos, que para usarlo hay que votar a un partido.
Son frases hechas que quedan muy bien en los debates pero que en el fondo sólo son dogmas de fe.
Mi única fe es la razón, y el sentido común. Y este me dice que hay que hacer lo que sea eficaz para cambiar las cosas. Me da igual que esto sea usar el sistema, no usarlo o algo ”utópico”. Si da posibilidades de cambiar las cosas, es lo que vale.

De todas forma yo también me quedo con que CenB es la mejor opción para votantes en blanco y abstencionistas “activos”, y siempre recomiendo al que tenga un partido que le represente, aunque sea minoritario, que le vote. Si es Ciutadans, pues Ciutadans. El bipartidismo, el voto útil, son un cáncer para la democracia.

Ah, y CenB es el partido que puede abrir la puerta a las alternativas de Ciutadans, a la democracia participativa, y a muchas otras. Fíjate si ofrece. De silencio nada. CenB ofrece la democracia.
Esto también me ha quedado bonito...

Pero bueno, de momento somos pocos trabajando en CenB y tenemos menos opciones de difusión que otros, me temo. Y no tenemos para pegatinas.
Y es que, al contrario que Ciutadans, CenB es un no-partido.

Gracias por la felicitación. Tus vídeos no están mal tampoco.

Un saludo,

Ocol dijo...

Por cierto, unas veces escribo Ciutadans, otras Ciudatans, no sé como se escribe pero me resisto a llamarlo Ciudadanos.
Porque ciudadanos somos todos, je, je.
Yo, ciudadano en blanco.

Un saludo.

juan marticorena dijo...

Cualquier proyecto tiene su dificultad, los nuevos aún más, y los novedosos peor aún. Por tu respuesta se ve que no has comprendido bien la propuesta de la AVE, que se dirige a un sector limitado de los votantes, los que no piensan ejercer su derecho o lo hacen a contrapelo porque no encuentran una opción aceptable. Y les ofrece una alternativa. No a todos les valdrá, pero los demás, por pocos que sean, serán suficientes. Porque no buscamos la mayoría, sino un grado de control.

Alonsorgaz dijo...

Ok. Debe haber una puerta abierta; hay que dialogar entre los partidos "inconformistas".

Pues es lo que le falta a cenb, pegatinas. ¿porqué no se hacen? La gente no conoce el partido, y ese es el mayor problema de todos.

txuri dijo...

Hola Alonsorgaz:

En un primer momento he estado pensando en comentar alguno de los temas que indicabas en los post anteriores, pero despues del ultimo que te he leido, la verdad es que no lo voy ha hacer.

Asi que sin mas, porque al final pienso que no te has enterado de que va Cenb:

CenB no es un partido inconformista, primero porque no es un partido "al uso" y segundo,porque los inconformes somos el colectivo que configuramos Cenb, asi que yo por mi parte (de los demas desconozco su opinion al respecto) si no es para debatir el por que los denominados partidos ¿inconformistas? (Parece ser que Ciudadanos lo contempla) no llevan en su Programa Politico la reivindicacion de que el voto en blanco sea computable, realmente no tengo mucho mas que dialogar con ellos, aunque si hay que tomarse un cafe, se toma.

Por cierto y hablando de "pegatas", si a alguien se le ocurre hacerlas porque lo creen interesante , por mi perfecto, yo por mi parte, prefiero seguir intentando transmitir, que Cenb si se tiene que dar a conocer, es con el fin de que sea entendido como un un medio, oferta o herramienta a traves de la cual, aquellos que se abstienen conscientemente, aquellos que votan hasta ahora en Blanco, o aquellos que votan al "menos malo" tengan la posibilida de que su actitud y voluntad sea realmente tenida en cuenta y deje de ser ninguneada, a la vez que este conjunto de votos "rebeldes" de Cenb, quede como constancia y visualizacion de la existencia de un sector de ciudadanos y ciudadanas que ademas exije que este voto en Blanco sea computable, intentando con ello que la escasa calidad de ¿democracia? con la que contamos actualmente, pueda ir avanzando hacia su plena regeneracion.

Y sigues pensando que esto no es una propuesta alternativa?????

Un saludo

Alonsorgaz dijo...

Sí, yo creo en Cenb como propuesta alternativa. Pero si os cerráis a haablar con los demás no se os va a oir. Sé lo que quiere conseguir CenB. No hay que quedarse en los matices. Hay que unirse contra el bipartidismo y por la pluralidad. Yo sólo digo eso.

Ocol dijo...

tranqui, txuri, haya paz...

alonsorgaz tiene razón, el mayor problema que tenemos es que aquellos que potencialmente elegirían actuar como nosotros no conocen CenB, eso desgraciadamente es así.

Lógicamente tratamos de hacer difusión de todas las formas que podemos, pero tenemos limitaciones: somos pocos y tenemos los medios que tenemos. Hay que tener en cuenta que Ciudadanos en blanco es un partido sólo en lo formal, pero realmente es un movimiento ciudadano: somos ciudadanos actuando juntos, cada uno con los medios que puede y quiere aportar.

Y también estamos de acuerdo (yo al menos lo estoy) en que los disconformes tenemos que unirnos. Tenemos que crear un solo frente electoral contra la partitocracia. La unión hace la fuerza.
Por ello, no nos cerramos a hablar en absoluto, es más, no hemos parado de intentar unir fuerzas con quién ha parecido que podía hacerse. Pero es lo que te comentaba, unir a tanta gente que piensa diferente, incluso de forma opuesta, es imposible salvo que el nexo de la unión sea algo en lo que todos estén de acuerdo. Y ese algo puede ser el voto en blanco computable, puede ser el vaciar escaños, una idea única, simple y con fuerza, pero intenta añadir algo más y empezará la división y el debilitamiento.
Si actuamos tal y como lo estamos haciendo ahora, estamos condenados a pelear débiles y desunidos y fracasar una y otra vez. Mira estas elecciones del 2008: record de partidos presentados. Montones de opciones diferentes para dispersar el voto descontento y hacerlo más débil. Esto es un error, no se va a cambiar nada presentando partidos minoritarios, no mientras las reglas del juego sean las que son ahora. Primero hay que cambiar las reglas, tenemos que cambiarlas, todos unidos. Y luego ya habrá posibilidad de defender lo que cada uno entiende que debe ser un gobierno democrático en España.

Y yo desde luego si pudiera haría pegatinas, je, je. Pero no puedo... De todas formas para hacer difusión de CenB hay medios mejores que las pegatinas en las que emplear el dinero, si lo tuviéramos...

Por cierto, alonsorgaz, he puesto un enlace a un vídeo tuyo en el siguiente mensaje del blog, si te molesta lo quito.

Ocol dijo...

Juan, creo que con lo que he escrito arriba te habré aclarado lo que pienso.
Creo que he comprendido perfectamente a vuestra AVE, de hecho es lo más parecido a la democracia directa que se podría conseguir por el momento a nivel nacional (siempre que se consiguiera al menos un escaño, claro, si no sería inútil), y claro que me gusta la idea. Y mucho.
Pero el problema no está en AVE, sino en el Sistema partitocrático por un lado, y en los españoles por otro, la mayoría no tienen suficiente capacidad para asimilar algo como la democracia electrónica, y al menos durante bastantes años no la van a tener.

Pero en cualquier caso la idea es buena, tiene en común con el voto en blanco computable, que es neutral, apolítica, simple y abierta a todos. Cuando la sociedad evolucione lo suficiente pues igual podemos mirar alternativas como AVE con otros ojos.
De todas formas a ver qué tal os va en Coruña, va a ser un indicador de lo preparada que está la sociedad (en este caso, los coruñeses) para esa unión de dos ideas "avanzadas", la democracia directa y el uso de las nuevas tecnologias.

Alonsorgaz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alonsorgaz dijo...

Por ello, no nos cerramos a hablar en absoluto, es más, no hemos parado de intentar unir fuerzas con quién ha parecido que podía hacerse. Pero es lo que te comentaba, unir a tanta gente que piensa diferente, incluso de forma opuesta, es imposible salvo que el nexo de la unión sea algo en lo que todos estén de acuerdo. Y ese algo puede ser el voto en blanco computable, puede ser el vaciar escaños, una idea única, simple y con fuerza, pero intenta añadir algo más y empezará la división y el debilitamiento.

Este párrafo es clave, suscribo totalmente lo que dices.

Me parece bien que pongas el enlace a mi video. Gracias por comentármelo.

Un saludo.