sábado, diciembre 01, 2007

Plan Avanza: ayudas para nuevas tecnologías

Desde el pasado 23 de octubre los ayuntamientos castellano-manchegos tienen a su disposición la convocatoria de ayudas correspondientes al programa Ciudades Digitales II, en el marco del Plan Avanza. Son ayudas provenientes de fondos regionales, estatales y posiblemente comunitarios, para la modernización tecnológica de las administraciones locales. Ayudas a los ayuntamientos para modernizarse. Para ir usando cada vez más las nuevas tecnologías.
Lo cual parece algo bueno. Este plan aparentemente realiza una muy necesaria labor de promoción del progreso tecnológico en nuestros ayuntamientos.
Sin embargo, la realidad es bien distinta.

Analicemos un caso concreto: vamos a ponernos en la piel de nuestro alcalde. Vamos a suponer que quisiera crear un servicio web para que, por ejemplo, los ciudadanos actualizáramos los datos del padrón, vía telemática.
Nuestro alcalde encargaría, a una entidad privada, el desarrollo de una aplicación informática que permitiera realizar esta tarea. Este desarrollo tendría un coste, una parte del mismo lo tendría que sufragar el ayuntamiento. El resto se pagaría con las ayudas, suponiendo que fueran concedidas. La aplicación, una vez funcionando, también llevaría aparejado un coste de mantenimiento, para lo cual se tendrían que reservar asimismo fondos municipales.
Y así nuestros conciudadanos podrían actualizar el padrón desde sus casas.

Para ofrecer este servicio en todos los municipios, en cada ayuntamiento se tendría que hacer lo mismo. Eso supondría pagar, uno a uno, ayuntamiento a ayuntamiento, cada uno por “su” aplicación informática para actualizar el padrón.
No tendría por qué ser así, claro. La aplicación para actualizar el padrón tendría que valer igual, por ejemplo, tanto para el ayuntamiento de Albacete como para el de Ciudad Real, por citar dos casos cualesquiera. No hay motivo alguno para que se realicen dos encargos distintos de dos aplicaciones distintas. Para que se pague dos veces por una aplicación válida para ambos ayuntamientos. Sin embargo, eso es precisamente lo que se hace. Pagar dos veces por lo mismo.
Y así cada aplicación, cada ayuntamiento. Y eso suma muchos encargos. Muchos euros.

Lo cierto es que los programas informáticos que pueda usar el Ayuntamiento de Albacete van a ser prácticamente los mismos que los que van a necesitar el resto de los ayuntamientos. Y, de hecho, van a ser muy parecidos a los que puedan usar las diputaciones provinciales, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, la Generalitat de Cataluña o la Administración del Estado. Salvo excepciones puntuales, las necesidades de la administración pública son más o menos similares en todas partes, y a todos los niveles.
Por este motivo, los ayuntamientos no necesitan realmente ayudas para aplicaciones informáticas. Necesitan las aplicaciones que actualmente están usando en otras administraciones públicas, por ejemplo, Hacienda, con unos ligeros retoques para adaptarlas al uso municipal. Los mismos retoques para todos los ayuntamientos. Las mismas aplicaciones para todos los ayuntamientos. Aplicaciones informáticas que ya están elaboradas y funcionando en esas otras administraciones públicas.
Aplicaciones informáticas que ya deberían estar funcionando en todos los municipios.

Y sin embargo, no es así. No hay mas que echar un vistazo a las páginas web de los diferentes ayuntamientos, y tomar nota de los trámites telemáticos que en cada una se ofrece a los ciudadanos. En Castilla-La Mancha, en el mejor de los casos, apenas se ofrecen un miserable puñado de servicios, diferentes en cada caso. Y en la mayoría de los municipios, nada de nada.

Conclusión: el resultado final de la fantástica estrategia de implantación de nuevas tecnologías de nuestros políticos, es el siguiente:
1) Muchos ayuntamientos (y otras administraciones) no se modernizan o lo hacen demasiado despacio, unos porque no pueden asumir (ni con ayudas) los costes de esa modernización, otros porque, simplemente, sus políticos o no saben, o no quieren. Se “Avanza”, pero más bien poco y, en algunos casos, nada.
2) Además, dejamos de “Avanzar” en otros aspectos, ya que el dinero de nuestros impuestos se despilfarra en pagar miles de veces por las mismas aplicaciones informáticas, por lo que no se utiliza de otra manera. Se frena el progreso general de nuestros municipios, de nuestras regiones, de nuestra nación.

Corolario: la próxima vez que alguien le diga que algo no se hace porque “no hay dinero”, acuérdese de estas “ayudas”. De los millones de euros tirados a la basura que suponen.
Y esta es sólo una de las numerosas formas que tienen nuestros políticos de despilfarrar nuestro dinero.

El plan Avanza contempla en Castilla-La Mancha ayudas hasta 2009 por valor de 2.369.041 euros.

2 comentarios:

txuri dijo...

Evidentemente, desde una perspectiva global de avance, en este caso tecnológico, pero que lo mismo cabria en cualquier otro tema de mejora de los servícios al ciudadano, seria lógica una inversión racional o de “ahorro” de los recursos económicos, siempre contando con el hecho de que dichas mejoras debieran contemplarse para todas y cada una de las Instituciones que teóricamente están creadas para este fin, al objeto de mejorar y facilitar al máximo la atención a los mismos.

Pero desgraciadamente, aquellos que están al frente de estas Instituciones, hoy por hoy tienen otras prioridades que atender, que el tener que preocuparse por “nimiedades” como la de tener que confeccionar un Programa Global que aglutinando miles y miles de Ayuntamientos por ejemplo, pudieran dar una respuesta mas rápida, mas cómoda y de mayor calidad a unos procesos burocráticos en algunos casos necesarios como al que aludes en tu comentario y que en infinidad de ocasiones, causan problemas a aquellos que debemos cumplimentarlos..

Mucho mas cómodo para esta “casta de gobernantes” es la de ir buscando soluciones que en cada caso a cada uno de ellos se les plantea, invirtiendo el dinero que haga falta (el del pueblo por supuesto) a la vez que con ello, siguen con su línea “consecuente” de potenciar el consumo, ayudando o colaborando como siempre en la “recogida de beneficios” , a sus “amigos” en este caso propietarios de los Programas y medios tecnológicos respecto al tema que se comenta, los cuales coherentemente y como lógica contrapartida, seguirán apoyándoles para su perpetuación en el poder..

Una “pescadilla que se muerde la cola” y que continuara así, en la medida que los ciudadanos no seamos capaces de obligar a los Ayuntamiento y resto de Instituciones a abrir los cauces o vías necesarias, que hagan posible y de forma progresiva, una gestión mas democrática, y con ello ,una participación ciudadana real, a través de la cuál se pueda hacer realidad el control de las mismas, como forma de avanzar hacia la superación de esta denominada democracia mas delegada que representativa, tratando de evitar con ello este tipo de actuaciones y otros que en definitiva llevan al despilfarro y pesima administración del dinero publico, es decir, del dinero de todos..

Ocol dijo...

Bien dicho, txuri, no se puede decir más claro.

Esperemos que algún día los ciudadanos reaccionen...